La nueva Estrategia Nacional de Kosovo* para el Desarrollo convierte a la igualdad de género en parte integral de una variedad de metas, desde la reforma agraria hasta la atención médica. El empoderamiento económico de las mujeres es esencial para el progreso, pues ayuda a mujeres como éstas que dirigen una pequeña actividad de procesamiento de alimentos a levantar vuelo. Foto: ONU Mujeres/Rena Effendi.

La nueva Estrategia Nacional de Kosovo* para el Desarrollo convierte a la igualdad de género en parte integral de una variedad de metas, desde la reforma agraria hasta la atención médica. El empoderamiento económico de las mujeres es esencial para el progreso, pues ayuda a mujeres como éstas que dirigen una pequeña actividad de procesamiento de alimentos a levantar vuelo. Foto: ONU Mujeres/Rena Effendi.

Planificación y presupuestos para el empoderamiento y la igualdad

Goberananza y planificación nacional

Los planes y los presupuestos públicos expresan las prioridades de una nación. Cuando contemplan la dimensión de género, pueden diseñarse para poner fin a la discriminación. Los presupuestos y planes que responden con igualdad a las necesidades de mujeres y hombres pueden contribuir al progreso en pos de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), mediante el cumplimiento de la promesa de no dejar a nadie atrás. Pueden, por ejemplo, destinar recursos a servicios de salud de calidad para todas las mujeres o invertir en infraestructura que ayude a las mujeres de barrios marginados a escapar de la pobreza, entre muchas otras cuestiones.

ONU Mujeres, como entidad precursora en planificación y elaboración de presupuestos con perspectiva de género en todo el mundo, lidera la incorporación de la igualdad de género a los planes nacionales orientados al cumplimiento de los objetivos globales. El trabajo que se describe a continuación ilustra sólo algunas de las numerosas aportaciones de ONU Mujeres.

Atender cuanto antes los objetivos globales

Durante el primer año de implementación de la Agenda 2030, ONU Mujeres ya había colaborado con más de 80 gobiernos para colocar a la igualdad de género en el centro de los planes y presupuestos orientados a los ODS. En Kosovo*, respaldamos la alineación de la Estrategia Nacional para el Desarrollo 2016-2021 con las metas e indicadores de igualdad de género según los objetivos globales. La estrategia atiende cuestiones como la reforma agraria y la extensión de los servicios de salud para las mujeres de la economía informal. Líderes nacionales de la esfera gubernamental, empresarial, académica, de la sociedad civil y las organizaciones internacionales se reunieron en un diálogo nacional fecundo para trazar las prioridades, con tres de ellas acordadas: igualdad de género, cuidado del ambiente y empleo juvenil. Para conectar las políticas con la sensibilización pública, ONU Mujeres coordinó luego 45 eventos que convocaron a 20.000 personas con mensajes en torno los objetivos globales.

 

28

países incrementaron
la asignación de presupuestos
para la igualdad de género

En

26

países, los organismos nacionales
de coordinación para la lucha
contra el SIDA aumentaron
sus capacidades para incorporar
las cuestiones de género

 

16

países adicionales establecieron
sistemas para hacer que los datos
sobre asignaciones de recursos públicos
estuvieran disponibles

El Foro Nacional de Mujeres con VIH y SIDA de 2016 es una de las diversas actividades que con el apoyo de ONU Mujeres promueve una red nacional de mujeres que viven con VIH en Ucrania. Foto: Alina Yaroslavskaya.
El Foro Nacional de Mujeres con VIH y SIDA de 2016 es una de las diversas actividades que con el apoyo de ONU Mujeres promueve una red nacional de mujeres que viven con VIH en Ucrania. Foto: Alina Yaroslavskaya.

Trabajar con las mujeres que viven con VIH

En 10 países, ONU Mujeres colaboró con la Comunidad Internacional de Mujeres que Viven con VIH para impartir talleres donde las mujeres se capacitan para promover la inclusión de sus perspectivas en el diseño de las políticas, de tal modo que se ajusten al espíritu de la Agenda 2030. En Ucrania, este proceso desembocó en una red nacional de mujeres que viven con VIH decididas a encabezar el primer foro en su tipo en el país sobre igualdad de género y VIH/SIDA. Con el apoyo de ONU Mujeres, el foro atrajo a mujeres de toda Ucrania y de otros países en Europa y Asia Central, lo que resultó en un acuerdo sobre una estrategia de incidencia común para la participación continua en la aplicación de los objetivos globales.

En Suva, Papúa Nueva Guinea, responsables de la toma de decisiones en toda la región aprendieron acerca de los beneficios financieros y los efectos de invertir en las mujeres y los hombres en un taller regional sobre presupuestos con perspectiva de género. Foto: ONU Mujeres/Preeya Ieli.
En Suva, Papúa Nueva Guinea, responsables de la toma de decisiones en toda la región aprendieron acerca de los beneficios financieros y los efectos de invertir en las mujeres y los hombres en un taller regional sobre presupuestos con perspectiva de género. Foto: ONU Mujeres/Preeya Ieli.

Los presupuestos incentivan el empoderamiento

En Asia y el Pacífico, ONU Mujeres reunió a representantes de gobierno de 15 países para aprender sobre planificación y elaboración de presupuestos sensibles al género. Posteriormente, el Gabinete de Sri Lanka instruyó a 11 ministerios nacionales –así como a concejos provinciales y secretarías de distritos y divisiones– para que asignen como mínimo el 25% de las inversiones en desarrollo económico rural a las mujeres. Con nuevos fondos se contribuirá a la igualdad de género en distintas áreas, desde educación técnica, actividad pesquera, hasta vivienda y construcción. El Ministerio de Finanzas respaldó la implementación de la decisión de instruir a los ministerios para garantizar que las propuestas de presupuesto para 2016-2017 incluyan planes y fondos específicos para las medidas de igualdad de género.

Cambiando el juego para las niñas en Sudáfrica

* Todas las referencias a Kosovo en este sitio web deben entenderse en el contexto de la resolución 1244 (1999) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.