Foto: ONU Mujeres/Ryan Brown

Contar con las mujeres, garantizar una paz duradera

Las mujeres encabezan movimientos de paz e impulsan la recuperación de la comunidad después de un conflicto armado; sin embargo, aún su presencia es poco habitual en los foros de negociación de la paz y resolución de los problemas de seguridad. Su exclusión de la reconstrucción posconflicto limita las oportunidades de recuperación, de obtener justicia por los abusos sufridos y de reformar las leyes e instituciones públicas. En 2014 ONU Mujeres ayudó a las mujeres de 66 países a ampliar su función en las respuestas humanitarias, de paz y seguridad y coordinó acciones mundiales conexas con el sistema de la ONU.

Procesos de paz

Durante décadas, la violencia sexual y de género se reproducía sin protesta en el conflicto interno de Colombia. Distintos grupos armados la utilizaban para infundir terror en las comunidades y destruir el tejido social. También embestían contra civiles LGBTI. En algunos de esos grupos armados, las mujeres combatientes fueron violadas y forzadas a practicarse abortos. Pocas sobrevivientes se animaban a hablar, porque incluso cuando lo hacían, nadie las escuchaba.

He trabajado mucho tiempo con sobrevivientes. La justicia es su derecho, y haré lo que sea necesario para que la obtengan.

Daniela Kravetz, Experta en violencia sexual y de género actualmente enviada por ONU Mujeres para colaborar con fiscales de Colombia

Justicia de transición

En Uganda, hasta 2014 había escaso reconocimiento formal del daño sufrido por la población de la zona norte del país a manos del Ejército de Resistencia del Señor. Eso cambió cuando el Parlamento finalmente sancionó una resolución para asistir a los grupos afectados por el conflicto. ONU Mujeres se unió a grupos de la sociedad civil y representantes parlamentarios en el apoyo a la medida, que pone de relieve la violencia sexual perpetrada contra las mujeres y las niñas y allana el camino para la justicia de transición y las reparaciones.

“El fin de la impunidad es posible. A las sobrevivientes debemos darles las garantías de que prevalecerá la justicia. Ese es el único camino para avanzar”.

Holo Makwai: Hacia el fin de la impunidad por los peores crímenes del mundo

Por más de 20 años, la abogada Holo Makwaia ha sido una de las líderes de la lucha por el fin de la impunidad por los crímenes perpetrados en los conflictos armados.

Oriunda de Tanzanía, fue una de las primeras investigadoras en catalogar las violaciones a los derechos humanos luego del genocidio de Rwanda en 1994. Más tarde, como fiscal superior de la Corte Penal Internacional de la ONU para Rwanda, llevó adelante uno de sus casos más importantes y complejos y consiguió la primera condena por crímenes de guerra. La cadena perpetua dictada para la exministra Pauline Nyiramasuhuko, la única mujer juzgada por violación y genocidio, abrió nuevos horizontes en la jurisprudencia internacional.

Hoy Makwaia forma parte de una nómina única de especialistas patrocinados por ONU Mujeres y Justice Rapid Response. Así se aseguran de que la justicia defienda los derechos de las mujeres atrapadas en algunos de los conflictos más complejos del mundo. Makwaia recientemente reunió evidencias en la República Democrática del Congo contra el exgeneral Bosco Ntaganda, acusado de crímenes de guerra. Por primera vez, la Corte Penal Internacional acordó atender todos los cargos referidos a crímenes sexuales y de género.