Foto: ONU Mujeres

Líderar el camino hacia la paridad en política

Todavía la mayoría de quienes tienen a su cargo la adopción de decisiones en los gobiernos, los parlamentos y las asambleas locales son hombres. La disparidad no sólo niega a las mujeres su derecho a participar y liderar, sino que además implica que la formulación de leyes a menudo omite sus experiencias y necesidades. Para superar ese desequilibrio, ONU Mujeres apoya reformas legislativas y constitucionales y ayuda a las mujeres a cobrar impulso mediante los procesos electorales, entre otras medidas. El empoderamiento de quienes defienden la igualdad de género les dota de las herramientas necesarias para desencadenar el cambio.

Parlamentos

Las elecciones de 2015 en Turquía trajeron noticias alentadoras, ya que las mujeres ocuparon casi el 18% de los escaños parlamentarios, por encima de algo más del 14% anterior. Si bien estos porcentajes están muy por debajo de la paridad e incluso del promedio mundial, sí es una señal de un cambio que está comenzando a tener lugar al interior de los grandes muros de mármol blanco de la Gran Asamblea Nacional.

Elecciones

Los desequilibrios de género en la representación política en ocasiones pueden ser revertidos considerablemente durante un proceso electoral. En Bolivia, las conversaciones con el tribunal electoral y aliados de la ONU para propiciar por parte de los partidos políticos el cumplimiento de las nuevas normativas sobre paridad de género provocaron resultados extraordinarios en los comicios de 2014. Bolivia se convirtió así en el tercer país del mundo en alcanzar la paridad política en la cámara baja, con una representación parlamentaria de mujeres de poco menos del 51%. Anteriormente las mujeres conformaban menos del 30%.

Le moment est venu de franchir le pas pour l’égalité des sexes. Nous avons attendu suffisamment longtemps !

Appel à l’action signé lors de la rencontre de haut niveau sur « Les femmes au pouvoir et aux prises de décision : Construire un monde différent », Santiago du Chili, les 27-28 février 2015

Liderazgo

En 2014, en más de 60 países, ONU Mujeres apoyó medidas para promover el liderazgo y la participación política de las mujeres, incluso reforzando un cuadro de aspirantes a dirigentes políticas. En la campaña Beijing+20, trabajamos en asociación con el Gobierno de Chile para congregar en Santiago a 300 líderes, entre ellas jefas de estado, ministras, legisladoras, funcionarias ejecutivas de la ONU, premios Nobel, representantes de empresas y activistas, todas motivadas por su compromiso con aumentar rápidamente la cantidad de mujeres en los puestos desde donde se toman las más importantes decisiones. Con el liderazgo político vital para propulsar el progreso en todos los temas de la Plataforma de Acción de Beijing, las líderes firmaron un llamado a la acción para acelerar las medidas políticas en pos de la plena implementación de aquí a 2030, incluso eliminando las dificultades de financiamiento para la igualdad de género.

“Concéntrate en tu trabajo y hazlo al máximo”, aconseja. “Ten confianza. La sociedad patriarcal se opondrá a cada acción. Cuando obtengas frutos, todas las personas comenzarán a valorar tus esfuerzos”.

Vandana Baharu Maida: El lugar de una mujer está en el consejo de la aldea

Pocas personas de su aldea hubieran imaginado alguna vez que la madre y ama de casa Vandana Baharu Maida estaría hoy planificando carreteras y construyendo escuelas. Pero en Khankhandvi, India, Maida se enfrentó a la oposición de la familia y las normas culturales para ganar la elección como la primera mujer en presidir el consejo de su aldea.

Las cuotas en India para los cargos políticos locales han empujado a una de las más grandes conquistas a nivel mundial para el empoderamiento de las mujeres y las democracias de base. Hace apenas una década, las mujeres conformaban menos del 5% de la consejeria; hoy, son más del 40%.

Elocuente y con determinación, Vandana se propone nada menos que una vida mejor para su comunidad. Usando las vitales habilidades de liderazgo que adquirió en la capacitación ofrecida por ONU Mujeres, movilizó al consejo para construir nuevos sistemas de saneamiento, un estanque local para subsanar la falta crónica de agua y la primera escuela primaria de la aldea. Aun así, considera que su principal logro es inspirar a sus vecinas y vecinos para que participen periódicamente en el consejo y le demanden respuestas a sus preocupaciones.