Foto: ONU Mujeres/Amy Reggers

Economías eficaces para las mujeres

Las mujeres desempeñan roles económicos esenciales, y a la vez más mujeres en el mercado laboral aceleran el cambio. No obstante, muchas sólo consiguen empleo informal y muy mal remunerado, carente de la protección de las leyes laborales y de beneficios sociales. ONU Mujeres asistió a 76 países en 2014 para lograr economías más eficaces para las mujeres, por ejemplo, vinculándolas con nuevas destrezas y tecnologías y diseñando políticas sensibles al género para nivelar el campo de juego.

Capacitación

Las mujeres cultivan buena parte de los alimentos del mundo, pero reciben muy poco apoyo para ello, por ejemplo, en forma de servicios de extensión agrícola. ONU Mujeres abordó la cuestión en la región más pobre de Albania ayudando a las mujeres a organizar cooperativas y desarrollar destrezas financieras y liderazgo para gestionarlas. Ellas han aprendido a mejorar la calidad de sus productos, por ejemplo, con métodos apropiados de secado de hierbas y frutas, y a venderlos con etiquetas atractivas. Vender cada vez más productos significa un incremento de los ingresos que muchas nunca hubieran creído posible.

Photo: UN Women/Amy Reggers

Capacidad de adaptación al cambio climático

Casada a los 14 años de edad, Mahera solía depender de su esposo que llevaba al hogar un ingreso proveniente de la pesca y de la recolección de cangrejos y madera en Sunderbands, el manglar más grande del mundo y que es sumamente susceptible al cambio climático. Lo que él ganaba nunca alcanzaba, de modo que Mahera comenzó a acompañarlo y para ello dejaba a su bebé al cuidado de su madre. Avanzando con dificultad en el barro y las raíces que le producían profundos cortes en las piernas, sólo lograba aportar un ingreso adicional muy escaso.

El objetivo de la protección social y los servicios sociales no debe ser únicamente equiparar el acceso, sino que también debe rediseñarse teniendo los derechos de las mujeres como aspecto fundamental.

El Progreso de las Mujeres en el Mundo 2015-2016: Transformar las economías para realizar los derechos

Protección social

La colaboración entre ONU Mujeres, UNICEF y el Banco Mundial ha contribuido a mejorar los servicios de protección social para las mujeres de tres países del Caribe. Cuando la investigación arrojó pruebas concluyentes acerca de cómo estos servicios no llegaban a los grupos vulnerables como son los hogares encabezados por mujeres, Granada, Saint Kitts y Santa Lucía reelaboraron y aprobaron políticas y leyes para superar las disparidades. Ahora se están desarrollando herramientas contra la pobreza con sensibilidad de género que mejoren la prestación de servicios. Las mujeres de los tres países disfrutarán de un mayor acceso al empleo y la capacitación. Está previsto que los hogares encabezados por mujeres se beneficien de los programas ampliados de alimentación escolar y asignaciones para transporte escolar, mientras que las iniciativas de apoyo monetario serán un salvavidas para las familias más pobres.

Mobile power for girl power

Tecnología

La tecnología es cada vez más esencial para la educación y el trabajo; sin embargo, las mujeres y las niñas no disfrutan de igualdad de acceso. En 2015, ONU Mujeres se unió a UNESCO en el auspicio de la Semana del Aprendizaje Móvil, donde cientos de docentes y especialistas de todo el mundo debatieron temas tales como maneras de ampliar las destrezas en el uso de Internet entre las mujeres y las niñas y allanar el ingreso a las carreras tecnológicas. Una colaboración con Technovation, un programa mundial de emprendimientos tecnológicos para niñas, auspicia concursos en 25 países que atraen la atención hacia aquellas jóvenes que son una gran promesa como agentes tecnológicos.

Photo: Lianne Milton

“Las mujeres deben comprender sus derechos”, explica Cristina. Esta académica ingresó a la arena política para “para llevar el trabajo que me apasiona a otro nivel”.

Cristina Buarque: Enseñar derechos y habilidades para cambiar 100.000 vidas

Cuando Cristina Buarque se sumó al gobierno estatal de Pernambuco (Brasil) en 2007, era la única mujer entre 24 secretarios estatales. Pero eso no la detuvo, como titular de la Secretaría de Políticas para la Mujer, de lanzar un programa masivo de inclusión social que desde entonces ha beneficiado a más de 100.000 mujeres pobres.

El programa ofrece capacitación profesional, generalmente en oficios mejor remunerados, que son los que a menudo quedan reservados sólo para los hombres. Las mujeres se han convertido en fontaneras, electricistas y albañiles. También toman un curso intensivo con capacitadoras feministas sobre asuntos como derechos humanos y la lucha de las mujeres por la justicia.

Estos logros de Cristina Buarque están narrados en el informe insignia de ONU Mujeres de 2015 El Progreso de las Mujeres en el Mundo. Transformar las economías para realizar los derechos, que insta a forjar economías favorables a los derechos de las mujeres y la igualdad. Muchos de los beneficios, como sociedades más justas y economías más dinámicas, alcanzarán tanto a las mujeres como a los hombres. Diez acciones clave buscan la igualdad de acceso a los recursos productivos y una participación en pie de igualdad en la toma decisiones económicas.